Análisis terminable e interminable (1937)

  <<Volver Atrás

 

Patricia Rueda Rey

Síntesis de Freud S (1937), Análisis terminable e interminable.

Análisis terminable e interminable es un libro que escribe Freud con base en un conjunto de apreciaciones sobre la técnica psicoanalítica desarrollada por el mismo. El estilo que Freud utiliza para redactar o escribir implica el establecimiento continuo de hipótesis acerca de un tema las cuales aprueba y descarta a medida que avanza la lectura, dicho análisis da pie para elaborar nuevas hipótesis y así sucesivamente.
El primer planteamiento de análisis terminable e interminable obedece al cuestionamiento ¿si es posible por conveniencia disminuir el tiempo del tratamiento psicoanalítico sin afectar los resultados y evitar recaídas? Ante esta hipótesis plantea dos formas o técnicas por medio de la cuales se podría reducir la intervención:
Centrar la terapia en fortalecer él YO del paciente, estimular su independencia, despertar su motivación por la vida, mejorar la forma de establecer y mantener vínculos interpersonales. Sin embargo Freud advierte que una vez el paciente se enfrente nuevamente al acontecimiento traumático recaerá nuevamente.
Fijar un limite a la terapia, es decir dado un tiempo del análisis, el terapeuta informa al paciente que queda determinado tiempo de terapia independientemente de los resultados, esta técnica según Freud favorece que el paciente seda en sus resistencias y evoque recuerdos y relaciones antes no mencionadas, sin embargo Freud advierte que debe aplicarse con sumo cuidado, porque se corre el riesgo de dejar de quede material inconsciente guardado.
Después de responder parcialmente al primer interrogante, Freud se plantea uno mas profundo, en palabras textuales “Existe algo que se puede llamar terminación de un análisis? Para responder a este planteamiento Freud esclarece dos nuevos términos:
Final del análisis: el cual ocurre cuando se cumplen dos condiciones, la primera implica que en el paciente desaparezcan los síntomas, la segunda implica que el analista juzgue que ha hecho conciente todo el material reprimido, sin miedo a la repetición de los procesos patológicos.
Terminación del análisis: ocurre en el momento en que en el paciente no ocurrirán mayores cambios independientemente de la continuación o no de la terapia psicoanalítica.
En el momento en que Freud se plantea estas dos definiciones, esta relacionando íntimamente la terminación del tratamiento psicoanalítico con los resultados de la terapia y la posibilidad de inmunizar a los pacientes ante las enfermedades mentales. Es entonces cuando surge un nuevo interrogante a desarrollar ¿será que en todos los casos es posible llegar a la terminación del análisis? ¿Cuales son los factores que determinan el éxito de un tratamiento psicoanalítico?

De hecho Freud reconoce tres factores fundamentales en el éxito terapéutico, los cuales son:
La influencia de los traumas. , Es decir aquellos acontecimientos que ocurren en el curso del desarrollo y son de carácter accidental, están íntimamente con la historia del individuo.
La intensidad constitucional de los instintos, es decir el material congénito e incluso genético
Las alteraciones del yo, es decir la medida en que el yo mantiene su funcionamiento normal, y funciona en la realidad.

Con respecto a estos tres factores Freud postula que tendrán mas probabilidad de éxito terapéuticos aquellos casos en los cuales los procesos patológicos son producto de los traumas. Sin embargo este planteamiento da pie a formular una nueva pregunta ¿ es posible lograr el éxito terapéutico en aquellos casos en los cuales esta involucrado en la etiología el factor constitucional o instintos?, Freud comenta que es posible mediante algo conocido como domesticación del instinto, es decir “es decir integrar el instinto en la armonía del yo”, Freud no especifica en el texto la forma en como esto sé realizaría, no obstante, es importante aclarar que el éxito de esta domesticación depende de LA INTENSIDAD DEL INSTINTO. En palabras de Freud “el análisis logra a veces eliminar la influencia de n aumento del instinto” es decir, el tratamiento psicoanalítico no es infalible y tiene sus limitaciones.
Otra limitación importante que Freud clarifica es la siguiente “en los casos de crisis aguda el psicoanálisis no debe utilizarse en ningún propósito” es decir el psicoanálisis no es una terapia de intervención en crisis, porque en ese momento la persona esta centrada en la situación que vive y no esta en disposición de iniciar un proceso introspectivo.
Continuado con la explicación de los tres factores, Freud explica también la incidencia del estado del yo, en el éxito de la terapia, como todos sabemos la terapia psicoanalista parte de una alianza del psicoanalista con el yo del paciente, por consiguiente un yo anormal, no sirve a los propósitos del psicoanálisis. El funcionamiento del yo puede alterarse cuando existe un desequilibrio en la utilización de los mecanismos de defensa y cuando se especializa en la utilización de unos pocos, un yo es sano en la medida en que movilice varios mecanismos de defensa. En conclusión un YO alterado resulta ser otra limitante del tratamiento psicoanalítico.
Por otra parte, existe otro factor independiente del sujeto que afectaría el éxito terapéutico y es el mismo analista, Freud explica que el terapeuta debe ser una persona mentalmente sano e incluso superior al paciente, porque debe actuar como maestro y como educador. Salud mental porque su forma de reaccionar ante los comportamientos y resistencias en el tratamiento es clave para el éxito del mismo. Ya Freud anteriormente mencionaba que el psicoanálisis no es una teoría que se aprenda didácticamente, todo aquel que desee aprender el arte del psicoanálisis debe ser psicoanalizado, es mas Freud expone que el psicoanalista debe someterse a psicoanálisis aproximadamente cada cinco años.

Foro de Investigación

Menu Intro Mail
©APAH Análisis y Psicodinámica de la Actividad Humana